Una organización de consumidores alemana ha denunciado la política de privacidad del Centro de Aplicaciones de Facebook.

Según el Washington Post la Federación Alemana de Organizaciones de Consumidores ha dado un plazo de una semana a Facebook para que para automáticamente dejen de suministrar información privada a aplicaciones de terceros sin el consentimiento explícito del usuario. Si el martes 4 de septiembre no se ha solucionado el problema, tomarán acciones legales.

Las leyes de protección de datos son más severas en Europa que en EEUU y los alemanes están dispuestos a emplearlas.

Hace sólo dos semanas, la agencia alemana de protección de datos reabrió una investigación contra la tecnología de reconocimiento facial de Facebook, en base a que la red social estaba creando ilegalmente una gigantesca base de datos con las fotos de usuarios sin su consentimiento.

(Ya que no puedes detener a la gente de subir fotos, por lo menos hay una manera de evitar que Facebook sugiera tu nombre en las fotos de tus amigos)

El Centro de Aplicaciones, lanzado en la primavera, es la respuesta de Facebook a la App Store de Apple. El truco que ha empleado Facebook es que te informa qué usuarios usan las aplicaciones animándote a que pruebes las mismas.
Facebook espera que con su Centro de Aplicaciones los usuarios de teléfono móvil permanezcan el tiempo necesario para poder ganar dinero con ellos. Los primeros resultados fueron malos, pero la compañía cree que podrá sacar beneficios de los usuarios de móviles.

Más allá de no pedir permiso explícito, se pueden observar otros aspectos dudosos con respecto a la privacidad.
Durante el fin de semana, Avi Charkham de lool Ventures, publicaba un artículo en el que se mostraban 5 trucos de diseño en Facebook que afectaban a la privacidad. 3 de ellos eran específicos del Centro de Aplicaciones:

#1: Un único botón

En el antiguo diseño de Facebook había dos botones (”Permitir” y “No Permitir”) que automáticamente te permitían tomar una decisión. En el Centro de Aplicaciones nos encontramos un único botón: ninguna confirmación, ninguna decisión, un click y tu información ha pasado a los desarrolladores sin que puedas impedirlo.

#4: La línea de acción

Los diseñadores saben que tu mirada se centrará automáticamente en el botón con la principal acción y que no verás nada por debajo de esta línea. Ahí es donde el diseño del Centro de Aplicaciones esconde los permisos que estas otorgando.

#5: Los términos amistosos

Con el nuevo diseño no se habla de “permisos” sino de “condiciones de servicio”. Ahora lo que vemos es una página llena de colores y un botón que pone “jugar”.

No soy un experto en diseño pero esta claro que el de Facebook está centrado en atraer y a lo mejor distraernos de lo que están haciendo con nuestros datos.

Para manteneros al día de las últimas amenazas haceros fans de nuestra página de Facebook o síguenos en twitter para intercambiar experiencias en torno al mundo de la seguridad.