wifiParece que en ningún lugar estamos seguros. Ahora ni cuando estamos de vacaciones o en viaje de negocios podemos bajar la guardia. Desde los EEUU el Internet Crime Complaint Center (IC3) nos alerta de una nueva amenaza. En esta ocasión surge de las redes Wi-Fi de hoteles ya que son usadas por hackers para, a través de falsas actualizaciones, instalar su malware en los ordenadores de los huéspedes.

Su funcionamiento es simple. Una vez que acceden a la wifi, emplean una falsa pantalla de actualización de un conocido software para instalar su virus. Sin embargo, al no ofrecer información específica sobre la actualización, un usuario experimentado puede detectar fácilmente la falsificación.

El FBI recomienda que en caso de necesitar una actualización estando de viaje, esperemos a estar de regreso en casa y si es indispensable debe realizarse directamente desde la página del fabricante. Nosotros aconsejamos a los hoteles que extremen sus medidas de seguridad y que se esfuerzen en proteger sus redes inalámbricas. Una buena forma de hacerlo es aplicando las medidas que se sugieren en este informe.

Para manteneros al día de las últimas amenazas haceros fans de nuestra página de Facebook, un lugar para intercambiar experiencias en torno al mundo de la seguridad.