La semana pasada saltó la noticia de 18 detenciones por timar con cartas nigerianas, también conocido como el timo 419.

La Policía Nacional en colaboración con agencias internacionales realizaron 18 detenciones, los presuntos timadores podrían haber estafado la escalofriante cifra de 11 millones de euros. Además se han intervenido 7 cohes de gama alta y se han congelado 114 cuentas.

A los arrestados se les imputan los delitos de estafa, falsificación de documentos, blanqueo de capitales y asociación ilícita.

No es la primera detención que vemos este año a presuntos estafadores a través de este timo. En marzo, Peter Maxson, fue sentenciado a 20 años de prisión en Sudáfrica.

En este caso el Sr Abdulazziz Alheiraqi Nwasser recibió un correo electrónico no solicitado prometiendo una gran suma de dinero por ayudar a Peter Maxson a sacar el dinero de su país.

El Sr. Nwasser debión pensar que era una gran oportunidad de negocio. En lugar de transferir el dinero a la cuenta del Sr. Nwasser, el timador le pidió que hiciera pequeñas transferencias de dinero a diferentes cuentas alrededor del mundo.

Nwasser lo hizó! Y transfirió una suma cerca de 300.000 dólares!

Yo no sé para vosotros, pero a mi me parece una sume nada despreciable; en cualquier caso, Anyanyueze nunca le transfirió los millones.

¿Qué podemos aprender de esto?

Lo primero es que si no conocemos al remitente del correo electrónico, y/o el correo incluye promesas de fortuna a cambio de pequeñas sumas por tu parte, desconfía. Lo más simple sería borrar el correo, también puedes reportarlo a tu ISP para que bloqueen futuros emails desde esa cuenta. Sobre todo no respondas; lo único que estarías haciendo es confirmar que tu dirección es válida a un peligroso desconocido.

Existen otras variantes de carta nigeriana, de hecho yo me enfrenté a una muy curiosa no hace mucho tiempo, pero eso será en otra entrada!

Enhorabuena a la Policía Nacional por estas detenciones, esperamos que si se confirma que son culpables se les imponga una buena condena.