Ayer por la mañana un compañero de trabajo se creó una cuenta en la famosa red de networking Linkedin.

Para facilitarle sus primeros pasos en esta red y porque soy un buen compañero :-), decidí reenviar su perfil a parte de mis contactos que podrían estar interesados en estar conectados. Utilicé la opción reenviar perfil que podéis encontrar en el menú situado a la izquierda de vuestra pantalla cuando estáis viendo un perfil.

Cuál ha sido mi sorpresa cuando uno de estos contactos se ha puesto en contacto conmigo para decirme que por qué había puesto en copia a su jefe!

¿Cuál es la historia?

La red social Linkedin a la hora de enviar un perfil define por defecto que todos los destinatarios aparezcan en el campo “para”. Como podéis ver en la imagen adjunta, la casilla “permitir que los destinatarios vean los nombres y direcciones de correo electrónico de los demás destinatarios” aparece marcada por defecto, siendo el propio usuario el que debe estar “atento” para desmarcar esa opción si no quiere poner en riesgo los datos personales de los destinatarios.

No incluir en copia y en el campo “para” a todos los destinatarios de un email general, es una de las primeras lecciones que se reciben a la hora de luchar contra el spam. De hecho, esta es una de las principales prácticas para evitar reenviar las típicas cadenas.

Tener la opción de no facilitar el nombre, apellido y correo electrónico si esta persona no desea hacerlo, es un derecho del individuo incluso amparado por la LOPD.

Así pues, creemos que es importante que una Red tan prestigiosa y dedicada por entero a los negocios, debería tener unas políticas más estrictas de seguridad y por supuesto la opción de “permitir que los demás destinatarios vean los nombres y direcciones de los demás” no debería ser la opción por defecto, sino todo lo contrario.

Más aún cuando ya existen precedentes de multas por este motivo por parte de la AEDP, según disponen el artículo 45.1 y 4 LOPD, “serán sancionadas con multa de 601,01 euros a 60.101,21 euros.

Así que cuando reenviéis un perfil o realicéis algún otro tipo de acción por correo electrónico en linkedin, debéis estar siempre atentos a que esta opción no esté marcada o estaréis divulgando los datos personales de algunos de vuestros contactos, lo que con total seguridad, no apreciarán demasiado.

Aprovecho este artículo para pedir disculpas a los destinatarios del correo que he enviado esta mañana. No os preocupéis, lección aprendida. No se repetirá.